jueves, 26 de agosto de 2010

Ni arguiñano

Después de ganar ayer un jamón jugando al quiñote (es que no puedo evitar el recordarlo lo siento).



Al día siguiente 25 de Agosto se celebra la romería al Santuario de Misericordia, y tenemos por costumbre subir a las 10 a almorzar (buena costumbre por dios), allí nos juntamos con los chicos de la peña Kalimotxo (buena gente y gran almuerzo).

Este año nuestro almuerzo consistía en medio bogabante a la parrilla por cabeza, más parte del jamón (no se si os había dicho que he ganado un jamón jugando al guiñote), un chorizo ibérico, queso curado de oveja, y cambiamos con los chicos de la peña Kalimotxo dos medios bogavantes por dos platos de garbanzos de ayuno con cada trozo de jamón como dedos. Lo que no conseguimos aclararnos es cual era el primer plato y cual el segundo, pero estaba todo de p. m.



Por cierto, todo ello regado con dos botellas de champan, alguna botella de cerveza, y vino peleón.

Ah¡ y una botella de vino que, no se si os lo he comentado, gane ayer en un concurso de guiñote.

Después un café y un pacharán que nos jugamos al guiñote, no hace falta decir quien gano.

Mi amigo Fabregas gano el tercer premio de ranchos, un crak.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres un "m..." con lombrices. Pedro.

SMG dijo...

pero tú sabes jugar al guiñote o qué?

JAJ dijo...

Si supiera jugar al guiñote como leches iba a ganar. Yo como todos, me da mucho.

SMG dijo...

jajaja también tienes razón...

l dijo...

No se si tengo más alegría o sorpresa por lo del primer premio. Me recuerda al año en el que, para dolor de Calixto y Roberto, ganamos Francho y yo el torneo de El Talego. Cuando los veas se lo recuerdas que es una herida que todavía no han cerrado.
Me alegro de tener noticias tuyas por el blog.
Nos vemos en fiestas de septiembre